Anécdotas

Once alumnos del Praktikum, buenos estudiantes, interesados en la investigación, pero también jóvenes graciosos y divertidos, acompañados por Xavi, estudiante del Campus de Gandia y colaborador en esta experiencia.  Éstas son algunas de las anécdotas acaecidas durante estos cinco días de estancia en el Campus de Gandia:

🙂 A Joan no le parecen muy cómodos los sillones de la sala de descanso de la Biblioteca, pero claro, si fuesen más cómodos los alumnos se dormirían y tienen que estudiar …

🙂 Pobre Xavi. Quedó con el grupo de identificación fotográfica de ir a filmar una ruta a pie que iban a hacer, y así poder filmarla (con una cámara de vídeo no de esas que caben en un puño, sino de las que tienes que cargar al hombro). Lo que Xavi no sabía es que en la ruta debían de subir al Castillo de Bayren, que aunque apenas a 80 metros de altura, el camino para acceder a él tiene una pendiente bastante pesadita.

🙂 Andrea e Isabel pensaban que en el proyecto de identificación fotográfica, al tener que trabajar con fotografías aéreas, subirían a una avioneta para hacer las fotos … En avioneta no, pero tal vez en globo … nos lo pensaremos para otra ocasión.

🙂 Creo que fue Elsa la que nos hizo el descubrimiento del café con leche condensada y hielo, para después de la comida. ¡Un gran descubrimiento en el cual me suena que finalmente caimos todos!

🙂 A Gaspar, en una de las visitas a los laboratorios, le encantó el plató de TV. Todo entusiasmado preguntó si  la grabación de los vídeos sobre los proyectos que debían realizar se hacía en éste. No Gaspar, tenemos un espacio más reducido para ello. Lo lamento, en esta ocasión no podrá ser.

🙂 Irene se dejó un día un USB y volvió a por él pero ya vestida de forma más informal y playera. Pidió perdón por la indumentaria, a lo que contesté que ójala el alumnado viniese tan decente como ella. Eso de la vestimenta correcta sería en época antigua; ahora y con el calor que hace y al lado mismo de la playa es bastante normal que aparezan los alumnos con chanclas, pantalones a flores y camisas playeras, etc.

🙂 En el taller sobre hablar en público que impartió Alberto, éste se refirió a una canción de Alaska. Intentó explicar quien era Alaska, ya que por la edad de los alumnos, debía ser desconocida para ellos. Sin embargo el alumnado sí que la conocía, por un programa reciente en el que está de protagonista. O sea, que estos alumnos ¡¡están en todo!!!

🙂 Casualidades de la vida. Que uno de los alumnos (desconocido para mí) conozca tu pueblo, bueno, tiene un pase. Que su padre sea también de mi pueblo, bueno, vale, pero que además fuese amigo de mi hermano y que me esté tomando todos los días el café con su tía (antes de venir a trabajar), bueno, esto ya es mucha pero que mucha casulidad … Así es la vida.

🙂 El jueves tenían hora y media por la mañana para conocer la playa de Gandia. Tenían la intención de bañarse ese día, pero salió el tiempo un poco revuelto. Al indicarles que podrían utilizar ese tiempo para ir avanzando en las presentaciones, se negaron todos, el plan era el plan y aunque no nadaron, aprovecharon para buscar en la playa una buena sombra y pasar el ratito riendo con los chistes de Luna. Hay tiempo para todo, para estudiar, para trabajar y para relajarse. También para tomarse un SUPER helado …

 

 



0 comments ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below..

You must log in to post a comment.